CLASES ESCUELA

Lo definieron los ministros de Educación de todo el país. Quienes no cumplan con ese requisito deberán repetir el curso.

Los ministros de Educación de cada una de las jurisdicciones del país aprobaron este martes el proyecto que elevó el Gobierno que indica que los alumnos de las escuelas deberán aprobar el 70% de los contenidos para poder pasar de año.

La medida se diferencia de lo sucedido en 2020, año marcado por la aparición de la pandemia del coronavirus y la virtualidad, en el que los contenidos no permitían que los alumnos repitieran el curso. La resolución la presentó Nicolás Trotta, titular de la cartera educativa del país, y fue aprobada por unanimidad en la Asamblea del Consejo Federal de Educación.

La ministra de Educación del Chubut, Florencia Perata, participó hoy de la 108ª Asamblea del Consejo Federal de Educación, que estuvo presidida por el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, con la presencia de las ministras y los ministros del país.

TROTTA Y MINISTRO DE EDUCACION

Relevamiento de trayectorias

Como criterio para la promoción las ministras y los ministros consensuaron que las y los estudiantes deberán aprobar como mínimo el 70% de los contenidos que fueron priorizados en cada jurisdicción. Este porcentaje resulta de la participación efectiva en las actividades escolares tales como: clases, tareas y evaluaciones, que exhiben los logros y progresos experimentados por las y los estudiantes.

MINISTRA PERATA

A partir de esto será necesario tener identificado por cada institución las trayectorias reales de sus estudiantes en base a los lineamientos aprobados hoy: Trayectoria sostenida, quienes alcancen una participación no menor al 70% en las actividades de clase propuestas por la escuela; Trayectoria intermitente, quienes alcanzan una participación de entre el 25% y el 70% en las actividades de clase propuestas por la escuela en cualquiera de las formas de escolarización establecidas, y Trayectoria de baja intensidad, para identificar a las y los estudiantes que se hayan inscripto en el ciclo lectivo 2021 y su participación en las actividades de clase propuestas por la escuela fuera inferior al 25%.

La evaluación será formativa con retroalimentación para dar cuenta de avances y dificultades en los procesos de aprendizaje de los contenidos priorizados por cada jurisdicción. Los instrumentos y modalidades deberán adecuarse a la presencialidad, no presencialidad y alternancia, atendiendo a las particularidades de desarrollo de los aprendizajes.