Complicaciones en servicios como la guardia, falta de insumos, negociación con proveedores; y uso de “caja chica” para compras en el “día a día”. Algunas de las dificultades que debe afrontar la nueva administración.

A quince días de asumir en la dirección del Hospital Zonal Andrés Ísola de Puerto Madryn, el director de la institución Dr. Raúl Franco, se refirió a los micrófonos de LU17 sobre la “delicada situación” que afronta en nosocomio.

Franco ya había reconocido en las primeras horas de asumir, que había “muchas cosas a resolver”. Sin embargo, tras varios días de recorrer la función, entiende que hay algunas de esas cosas “no se pueden arreglar rápidamente”. Para ello se requiere “abordar la problemática que no ha sido resuelta hace tiempo” indicó.

Entre ello “la situación de la guardia requiere, no solo que se agregue personal, sino también que el sector ponga lo suyo”. Para Franco “la cuestión de la guardia es primordial”. Entre los puntos está resolver “la coordinación que está vacante; y poder contar con los tres médicos”.

En lo referido a los medicamentos “estamos comprando en el día a día para resolver las cosas más urgentes”. Así también “con algunos insumos”; pero “no debería ser el método” advirtió.

El doctor Franco explica la situación: