Despedidos de la embotelladora Pepsi, sindicalistas, vecinos y funcionarios reclamaron por la pérdida de fuentes laborales en la ciudad.

Cientos de personas recorrieron las calles céntricas de Trelew este sábado a la tarde. Convocados por los operarios de la planta de gaseosas que cerró sus puertas semanas atrás, funcionarios provinciales y municipales, concejales, organizaciones sindicales, movimientos sociales y trabajadores, fueron parte de la manifestación.

La manifestación, realizada por el casco céntrico de la ciudad, concluyó con la lectura de una carta escrita por los operarios de Cervecería y Maltería Quilmes S.A.I.C.A. y G.

En la marcha no hubo banderas distintivas de ningún sector. Es que el reclamo fue unificado: evitar el cierre de plantas y que aumente la cifra de desempleo en la región. “Pedimos al Gobierno Nacional una actitud más activa, y que tenga en cuenta a la zona patagónica”, expuso el jefe del bloque de concejales de Chubut Somos Todos, Juan Aguilar.

La movilización fue convocada por los trabajadores despedidos de la Pepsi. La concentración fue en Plaza Independencia, y el recorrido se inició por calle San Martín. Continuó por A.P. Bell hasta 9 de Julio, siguió por Rivadavia hasta empalmar 25 de Mayo. El trayecto incluyó Avenida Yrigoyen, Belgrano, se retomó San Martín y finalizó en el histórico pulmón verde la ciudad.

Aguilar recordó que el Concejo Deliberante emitió un pronunciamiento donde declaró de interés social, laboral y público el reclamo de los trabajadores de la Pepsi. Asimismo, “solicitamos a la empresa que abra un canal de diálogo con los trabajadores a los fines de no desmantelar la planta, la maquinaria, y permitirles que las usen para la producción. Sabemos que es un reclamo difícil porque la empresa tiene una postura contraria, pero lo vamos a mantener vigente”.

Memoró que “hubo gestiones con el Gobierno provincial y municipal ante la empresa, y están analizando venir para ver si hay una posibilidad de negociación”. Según el concejal, el escenario plantea “una política de achicamiento de la firma sin ninguna intención del Estado nacional, que es lo que pedimos, una política más activa en ese sentido”.

Respaldo

El vocero de los operarios despedidos de Pepsi, César Frintt, expresó que “estamos uniendo fuerzas para que el pedido llegue a oídos y frenen este modo de manejarse de las multinacionales. Nos sentimos respaldados por todos por eso convocamos esta marcha. Es el momento de expresar nuestro descontento por la forma que tienen de manejarse”, insistió