ARGENTINOS VOTAN EN EL EXTERIOR

Votan con boleta única de papel, en el mismo horario que en la Argentina.

Más de 400 mil argentinos que residen en el exterior están formalmente habilitados para votar este domingo en las elecciones legislativas. Ellos representan alrededor del 1,13% del padrón nacional de 34.332.992 ciudadanos. La mayoría está en España y Estados Unidos.

Desde el extranjero el voto no es obligatorio y aquellos que quieran sufragar deberán hacerlo en alguna de las 133 representaciones diplomáticas en el exterior, donde los comicios se realizarán el mismo día y horario que en Argentina, de 8 a 18, hora de cada país, con la particularidad de que el voto se emitirá con una boleta única de papel diseñada por la Cámara Nacional Electoral (CNE).

Dentro de ese esquema, la ciudad del extranjero con más argentinos habilitados para votar es Barcelona, en España, donde hay 36.534 en condiciones de sufragar. El segundo lugar de este ránking lo ocupa Miami, en Estados Unidos, con 31.707 argentinos habilitados. Y completa el podio la capital española, Madrid, con 28.861 habilitados.

En España, otra ciudad con muchos argentinos autorizados a votar es Cádiz con 10.622; Mientras que en Estados Unidos, además de Miami, hay 22.393 argentinos que pueden votar en Nueva York y 18.995, en Los Ángeles.

Según las cifras de Cancillería, difundidas en 2019, además, en Asunción, capital de Paraguay, pueden votar 14.723 argentinos; y en Montevideo, Uruguay, 13.988. A su vez, en Santiago de Chile, pueden votar 13.277 argentinos. Al tiempo que en Tel Aviv, Israel, hay inscriptos 13.172, y en Milán, Italia, otros 11.263.

Un dato a tener en cuenta es que en las elecciones de 2019 votó solo un 15% de los inscriptos. Fueron 49 mil sufragios, el triple con respecto a las presidenciales de 2015.

En las PASO de hace dos meses, esos más de 400 mil argentinos no pudieron sufragar en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 12 de septiembre por tratarse de internas, que no suponen emisión de votos para argentinos que no viven en el país.

Fuente Clarín