Se realizó una programación que prevé cortes por sectores para cuando el consumo domiciliario haga caer las reservas por debajo del 75%.

Desde el próximo viernes 30 de noviembre se pondrá en marcha el operativo verano 2018-19 que llevarán adelante Servicoop y el municipio madrynense con el fin de garantizar la provisión de agua potable.

El trabajo a desarrollar apunta a concretar férreos controles en lo relacionado a cumplimiento de los horarios de riego, además de poner énfasis en el derroche y adoptar medidas cuando el consumo domiciliario haga caer las reservas por debajo del 75% , cuestión que implicará la realización de cortes por parte de la proveedora.

Fabio Martín, coordinador del área de saneamiento de Servicoop, explicó que “tenemos la previsión de tomar medidas contingentes en casos donde tuviéramos una baja del agua disponible en las reservas de la ciudad” acotando que “se realizó una programación que prevé cortes por sectores. Para ello dividimos a Madryn en tres secciones para que a los barrios que les pueda tocar un corte será cada tres días”.

Martín explicó que durante el plan Verano “el corte solo se producirá cuando haya una disminución en los niveles de reservas por debajo del 75 por ciento de disponibilidad para la ciudad, según lo prevé la ordenanza. Servicoop viene preparándose para evitar que tengamos una contingencia que nos afecte de una forma mayor”.

Otro de los factores que pueden interceder son contingencias producidas por temporales de lluvia fuertes, cortes de energías prolongados que podrían conducir a una situación de emergencia.

Otro dato planteado por el coordinador del plan Verano fue que “si cumplimos con la ordenanza 1190/90 todos tendremos una reserva suficiente para estar 24 horas sin abastecimiento de la red”.