El acuerdo fue acordado por la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica con dirigentes del sindicato de Río Grande y Ushuaia. Ahora está siendo ratificado por asambleas en las distintas fábricas.

El secretario de la UOM de Río Grande, Marcos Linares, precisó que el acuerdo incluiría un congelamiento de paritarias desde junio de 2018 a junio de 2020, a cambio de que no haya ni despidos ni suspensiones en ese mismo período.  El acuerdo será presentado al gobierno nacional como una alternativa que evite la quita de impuestos internos a los productos electrónicos, incluida en el anteproyecto de reforma impositiva.

La primera oferta empresaria fue una reducción salarial del orden del 30%, que fue rechazada por el gremio. Como alternativa surgió el congelamiento de los sueldos.

La industria electrónica en Tierra del Fuego ocupa actualmente 9.000 puestos de trabajo directos.