El justicialismo de la provincia de Mendoza aprobó el proyecto minero Hierro Indio en Malargüe. Se trata del primero que podría autorizarse desde que existe la Ley 7.722, sancionada en el año 2007 y que restringe el desarrollo de la actividad.

Si bien existe esa ley, como también existe en Chubut una legislación restrictiva, el sector político de Mendoza tuvo en cuenta las características del proyecto y el aval social para darle impulso.

De esta forma, según consignó el diario El Sol, la Cámara de Diputados mendocina comenzó a analizar el martes de esta semana el proyecto que contiene la Declaración de Impacto Ambiental de Hierro Indio para evaluar la aprobación de la etapa de exploración.

La iniciativa presentada por el Poder Ejecutivo será analizada por tres comisiones: Legislación y Asuntos Constitucionales, Ambiente, Obras Públicas y Economía.

“Mantenemos nuestra postura, como en 2014, de impulsar este emprendimiento. No hay objeciones políticas y se tiene que definir en las próximas semanas”, expresó el diputado justicialista Jorge Tanús, en declaraciones publicadas por el sitio MDzol y reproducidas por la web El Pregón Minero.

El proyecto para la extracción de hierro se frustró hace cinco años en la Legislatura, cuando gobernaba Francisco Pérez. Tanús reconoció que el Gobierno mendocino ahora perfeccionó dictámenes ambientales de los municipios y mejoró también un informe que especificaba que no hay impacto ambiental o hidrológico.

La izquierda está de acuerdo

Tras un plenario de comisiones, la Cámara de Diputados, el PJ señaló que Hierro Indio “puede potenciar en el futuro una extracción o siderurgia para generar empleo” y resaltó el aval social de Malargüe que se observó en la audiencia pública previa. Así, quedó el camino allanado para la aprobación de esta iniciativa. Incluso desde la izquierda, la diputada Macarena Escudero señaló, en declaraciones a El Sol, que existen detalles técnicos que aún no se conocen, pero que se aprobarían “confiando en que las empresas cumplan con la regulación antes de empezar, en lugar de esperar a que presenten todas las condiciones”. Esto se debe a que las dos etapas se aprueban a la vez, pero Escudero indicó que deberían analizarse por separado.

La inversión, en principio, es de 2 millones de dólares. En esta etapa se avalaría la exploración de la zona para determinar si se puede reactivar una mina de hierro que operó hasta los años 70. “Se busca determinar cuál es el volumen de material”, aclaró en ese sentido el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú. El funcionario indicó además que, según las estimaciones, Hierro Indio permitiría remplazar el 30% de las importaciones de este material.

Bajo impacto ambiental

Por su parte, Humberto Mingorance, secretario de Ambiente, destacó que la facultad de Ciencias Industriales de la Universidad Nacional de Cuyo había señalado que este proyecto era de muy bajo impacto ambiental y no hacía falta someterlo a audiencia pública. “Por la sensibilidad del tema, decidimos igual hacerlo”, indicó el funcionario.

Quien impulsa la iniciativa es Guillermo Re Khül, un empresario de Buenos Aires que presta servicios a la industria petrolera y que ya tiene una mina de oro de baja escala en Jujuy.

“Me puse en contacto con la ministra de Ambiente de Jujuy, quien me dijo que lo que ha presentado (Re Khül) es impecable y el proceso con la comunidad también ha sido muy bueno. Acá fue a visitar a cada uno de los puesteros que viven en el lugar y hubo quienes fueron a la audiencia pública a recordar cuando la cantera estaba activa”, contó Mingorance.

Fuente: Tiempo de San Juan