CREARÁN UNA AGENDA PRODUCTIVA COMARCAL DEL VIRCH

El problema del coronavirus terminó por afectar las exportaciones de cerezas regionales en la presente temporada.

Los valores finales en el principal destino de nuestra oferta exportable, China, se desplomaron a partir de la tercera semana de enero producto de los controles que impuso el gigante asiático en todos sus puertos de entrada por Covid-19.

Según fuentes del sector privado, unos 50 contenedores de cerezas que llegaron a este destino a partir del 21 de enero se tuvieron que mantener en puerto varios días y muchos de ellos se abrieron antes de ser llevados a los mercados chinos. Las pérdidas estimadas alcanzarían los 4 millones de dólares tal como lo reflejan recientes informes elaborados por las empresas.

La oferta de Chile también hizo lo suyo ya que se incrementó sensiblemente en este mercado lo que generó una presión de la cotización a la baja.

Los números que presenta el vecino país siguen impresionando. A la fecha llevan exportadas algo más de 230.000 toneladas de cerezas hacia todo el globo, siendo China el principal destino de esta oferta. La cifra de esta temporada refleja un crecimiento interanual del orden del 27% y representa casi cuarenta veces las exportaciones argentinas de este mismo producto.

El desarrollo que ha tenido Chile en materia frutícola es un ejemplo en todo el mundo. Solo por las exportaciones de cerezas, ingresan a Chile más de 1.100 millones de dólares anuales. Un modelo de trabajo y producción que deberíamos imitar para poder llegar a lograr esos objetivos.