El Gobierno nacional decidió ayer prorrogar a mayo -por un mes más- el subsidio oficial de hasta el 50% de los salarios de empresas de trabajadores privados en el marco del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Pese a que la extensión del ATP era esperada por todo el sector privado, ayer la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó que más del 50% de las pequeñas y medianas empresas consultadas en un relevamiento propio indicaron que no habían accedido -por distintos motivos- a ninguno de los planes que había anunciado el Gobierno para morigerar el impacto del aislamiento obligatorio.

Ayer, el Ministerio de Desarrollo Productivo informó que había hasta el momento ATP aprobados para 2,2 millones de trabajadores por $47.500 millones (ya se pagaron más de la mitad, unos 1,3 millones). Indicaron además que los créditos al 24% de tasa aprobados y en proceso suman $199.674 millones (los aprobados son $157.000 millones). En tanto, los préstamos a monotributistas y autónomos suman $36.333 millones para 316.000 personas.

La decisión gubernamental fue informada ayer en el Boletín Oficial mediante la publicación del acta del Comité de Evaluación y Monitoreo del programa ATP, que integran Kulfas, Martín Guzmán (Economía), Claudio Moroni (Trabajo) y Mercedes Marcó del Pont (AFIP), y la decisión administrativa 765.

Mediante otra decisión administrativa (la 721/2020) ya se había ampliado el listado de actividades que podrían acceder al salario complementario. «Se incorpora a toda la industria y el comercio y ahora estarán también alcanzadas las empresas registradas en el programa que cumplían con todos los criterios en términos de caída de ventas pero no habían accedido al salario complementario porque sus actividades no estaban incluidas», se indicó entonces.

El programa ATP incluye la postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales y una asignación compensatoria al salario mediante la cual el Estado pagará hasta dos salarios mínimos vitales y móviles a cada trabajador de empresas en crisis.