TERMINAL MADRYN

Biromenes era un local que ya tenía 17 años en la Terminal de Ómnibus, hoy en el marco de la pandemia tuvo que cerrar sus puertas y partir hacia otros rumbos.

“Lamentablemente y con mucha tristeza nos vamos de la Terminal, para Biromenes son casi 17 años, comenzó el 7 de agosto del 2003 con un stand de 3×2 que le decíamos La Pecera, y al 20 de marzo de 2020 teníamos tres locales, dos depósitos (uno con oficina) y un mini parque de juegos infantiles (kidies)” comenzó relatando Norberto Mieres.

“En lo personal son 20 años, desde que se abrió, el primer servicio que tuvo la terminal fueron un sistema de máquinas expendedoras automáticas, antes de que se liciten el kiosco y la confitería (octubre del 2000).

«Para una Pyme como nosotros, de la que dependemos cuatro familias es imposible subsistir dos meses cerrados sin facturación, además con la situación económica a nivel país y provincia que venimos acarreando en los últimos años, por ejemplo varios de los comercios traíamos atrasos de alquileres» expresó.

«El tema pandemia nos sorprendió a todos, tal vez el mayor inconveniente en la Terminal fue cómo se manejaron los tiempos; para cuando se brindaron algunas respuestas ya se habían ido varios comerciantes. Debo reconocer que luego de varias reuniones se hizo un considerable descuento para los meses de abril y mayo donde he pagado aproximadamente el 25 por ciento del valor total por lo menos en mi caso, pero es incierto qué va a pasar hacia adelante».

En este sentido señaló que «han cambiado totalmente las condiciones, una de las ventajas de la terminal era su afluencia de público motivada por los pasajeros y por la cercanía a dos escuelas, ambas sin actividad. Por tal motivo no se puede pretender que los comerciantes abonemos los mismos importes de alquiler y expensas que veníamos efectuando hasta el mes de marzo, en estos momentos en el importe total que se paga por mes un 35 por ciento es alquiler y un 65 por ciento son expensas».

Y agregó que «para colmo la terminal ha sido considerado shopping, por lo tanto sigue cerrada. En mi caso en particular propuse para poder continuar reducir de tres locales a uno, pagando un proporcional de los mismos pero me informaron que iba a tener un aumento en el alquiler del 69 por ciento, a eso hay que agregarles las expensas, que supuestamente no se reducen. También propuse que en la placita de juegos infantiles (kidies), retirar los juegos y que me permitan mantener armada la estructura para el momento en el que se autoricen nuevamente poder activarlos y me fue denegado. El desmontar el mismo me significa un gasto muy importante, justo en estos momentos».

«Lamentablemente ya rescindieron sus locaciones la Confitería, Locutorio, Regionales, Kiosco, hay tres comercios más que lo están pensando y ahora nosotros. Resumiendo, son varios los factores que nos llevaron a tomar la decisión de mudar a Biromenes. Gracias a Dios nosotros pudimos combinar de rearmarnos y mudarnos a local propio en 9 de julio 215, donde esperamos próximamente a todos nuestros clientes, con más servicios, un sector de golosinas para los pequeños incluyendo un sector Sin Tacc y para los más grandecitos la Comiquería con acceso a los Comic´s Americanos y Mangas Orientales”.

 

Fuente: Diario El Chubut