El plan del Gobierno para intentar ponerle un freno a los precios hasta las elecciones, acumula críticas y dudas. Desde el sector privado varias opiniones se encolumnan detrás de la idea de que el acuerdo de precios tendrá poco impacto sobre la evolución mensual y que además el abastecimiento no llegará a todos los consumidores.

“Para poner en perspectiva el potencial impacto de precios cuidados sobre el IPC hay que tener en cuenta que el INDEC releva alrededor de 320.000 precios por mes y menos del 2% corresponden al acuerdo de Precios Cuidados”, advirtió Martín Rozada investigador del Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Di Tella.

Por su parte, el empresario supermercadista Víctor Fera, aseguró que el plan de «Precios Esenciales» «no sirve para nada», fue un desastre lo que anunciaron. Se está haciendo algo a las apuradas. No hay ningún pacto de caballeros donde no hay caballeros. Los precios los subieron antes de ponerlos en góndola», dijo Fera al cuestionar con dureza a los proveedores que forman parte de los planes Precios Cuidados y Precios Esenciales.

En tanto, el titular de Consumidores Libres, Héctor Polino, dijo que “el acuerdo de Precios Congelados es una aspirina para curar un cáncer, no modifica el problema”. Y agregó: “En el listado no está ni la carne vacuna, ni la de cerdo, ni la de pollo, ni pescados, ni frutas, ni verduras”, indicó Polino.

No llegará la carne barata a las carnicerías

Polino remarcó que “para comprar carne vacuna uno tendría que trasladarse al Mercado Central, con lo cual hay que perder tiempo y gastar dinero, cosa que la gente del interior no puede hacer”.

Al respecto el presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), Miguel Schiariti, aseguró que los cortes de carne que el Gobierno estimó como «esenciales» y serán ofrecidos a 149 pesos por kilo no llegarán a las carnicerías de barrio y sólo estarán disponibles en el Mercado Central de Buenos Aires y algunos frigoríficos de dos provincias.

Los cortes de asado, vacío y matambre serán más baratos porque no afrontarán el costo de distribución, dado que serán los consumidores los que deberán pagar el transporte o ir con sus propios vehículos hasta el Mercado Central de Buenos Aires para comprar.

Es carne que no se exporta

Los tres cortes «esenciales» no se exportan y se comercializan desde siempre en el mercado interno, pero los costos de distribución hacen que actualmente lleguen a los barrios a un precio de entre 180 y 220 pesos, dijo Schiariti.

«Entonces lo que se le ofreció al Gobierno es que no hubiera esa parte de la cadena distribución y poner un camión con 20.000 kilos una o dos veces por semana en el Mercado Central, las que necesiten, y nada más. Y vender en cada una de las carnicerías que tienen los frigoríficos. No habrá distribución», dijo.

El empresario de la CICCRA apuntó que «sólo se va a poder comprar en el Mercado Central de Buenos Aires y en los frigoríficos de Santa Fe y Córdoba. Esto es lo que el sector exportador puede ofrecer».

Fuente: Minuto 1