Se llevó adelante la inspección de Prefectura Naval Argentina a la terminal marítima de Puerto Deseado, con el objetivo de determinar si cumple las condiciones de la readecuación de la Ordenanza Nº 8-98, para poder importar insumos mineros.

Se trata de una reglamentación que contiene, entre otros requisitos internacionales, el Convenio Internacional sobre Cooperación, Preparación y Lucha contra la Contaminación por Hidrocarburos de 1990 (OPRC/90).

Marcelo Gordillo, coordinador general de la Unidad Ejecutora Portuaria de la Provincia de Santa Cruz (UNEPOSC), precisó que Prefectura Naval Argentina anunció que el puerto de Deseado ha dado cumplimiento con las normas internacionales.

Así es que quedó habilitado para ejecutar operaciones de ingreso, carga, descarga y transporte terrestre de mercancías peligrosas de la actividad minera que incluye estándares internacionales suscriptos por el ICMI (Internacional Cyanide Management Code).

Desde UNEPOSC celebraron la readecuación de aquel puerto, indicando que ello generará una mejor actividad en la terminal marítima y promoverá así el trabajo para los santacruceños.

Fuente: La Opinión Austral