La petrolera YPF registró en el primer trimestre una ganancia de $ 6.300 millones, beneficio que se consolidó antes de la segunda quincena de marzo de este año.

La compañía que preside Guillermo Nielsen comunicó a las bolsas de Buenos Aires y de Nueva York, los resultados de los tres primeros meses del año, que fueron aprobados por el directorio de la compañía.

De acuerdo con el documento disponible en la Comisión Nacional de Valores (CNV), los ingresos correspondientes al primer trimestre de 2020 fueron de $ 174,7 mil millones, lo que representó un aumento del 33,4% en comparación con los $ 130.000 millones del primer trimestre de 2019.

En el mismo período, el resultado operativo alcanzó los $ 14.800 millones, un 39,2% superior respecto al resultado operativo del primer trimestre de 2019 que fue de $ 10.631 millones, y revirtiendo significativamente el signo negativo de $ -8.186 millones de último trimestre del año pasado.

La compañía también presentó que las inversiones totales en propiedades, planta y equipo, se incrementaron en un 21,0%, hasta alcanzar los $ 36.740 millones en el primer trimestre de este año, por encima de los $ 30.377 millones del mismo período de 2019 pero debajo de los $ 58.192 millones debajo del cuarto trimestre.

En cuanto a los resultados operativos, la petrolera registró durante el primer trimestre una producción total de hidrocarburos con un incremento de 4,9% en comparación interanual, al alcanzar 510.000 barriles diarios.

El promedio de crudo procesado llegó a los 275,000 barriles diarios, un 2,4% superior al primer trimestre de 2019, siendo el promedio de utilización de las refinerías para el mismo período de 2020 del 86,2%.

En tanto, la producción de crudo disminuyó apenas un 0,6% totalizando en 225.000 barriles, estando afectada dicha comparación por el proceso de cesión de áreas marginales que finalizó el 31 de julio de 2019, subrayó la compañía.

La producción de gas natural, por su parte, se incrementó un 10% respecto al mismo periodo de 2019, alcanzando los 38,2 metros cúbicos día (Mm3d) fundamentalmente por el aumento de la demanda por parte de usinas, distribuidoras y clientes en el exterior que permitieron incrementar las ventas reduciendo así los cierres temporales de producción.

Respecto de la actividad de desarrollo, en el primer trimestre de 2020 entraron en producción un total de 69 pozos nuevos, incluyendo los pozos de shale y tight, de los cuales 16 son no operados por la compañía sino por sus socios.

Durante el primer trimestre de 2020, en las áreas de shale la producción neta para YPF alcanzó un total de 117.200 barriles de hidrocarburos, de los cuales el 75,0% proviene de áreas operadas por YPF, lo que representa un aumento del 62,6% respecto al primer trimestre de 2019.

En cuanto a la actividad de desarrollo operada, se han puesto en producción 22 pozos con objetivo Vaca Muerta (3 son no operados), alcanzando un total de 853 pozos activos al cierre del primer trimestre de 2020, de los cuales 89 son no operados, contando con un total de 13 equipos activos de perforación y 5 de workover que se encontraban activos antes del comienzo de la cuarentena aunque, luego, todos se pusieron en stand by.

En el Downstream -el segmento de refinación y comercialización-, la compañía mantuvo su posición de mercado con precios que se mantienen por debajo de la evolución de inflación y con variación negativa en dólares.

Fuente: Telam.