Solo cenizas y flora quemada dejó el fuego tras su paso.