MADRYNAZO

El 10 de septiembre de 1984 una multitud de madrynenses obligó a que un buque de la marina norteamericana debiera abandonar compulsivamente el muelle de Puerto Madryn.

La multitud repudiaba que esa nación haya apoyado logística y políticamente al Reino Unido para que expulse nuevamente a Argentina de las Islas Malvinas, participación que le permitió a Inglaterra el resultado de la contienda bélica, en la que perdieron la vida cientos de soldados argentinos.

A pesar de la significancia que para la ciudad tuvo en aquel 1984 el haber expulsado a una nave norteamericana, en un hecho que consistió en una de las más fuertes expresiones populares contra los EE.UU en este país, y contra el proceso de desmalvinización que vivía la sociedad argentina en aquel momento, ayer fue escasa la participación comunitaria en el acto recordatorio del hecho que luego fue denominado como “Madrynazo”.