Es para casos en donde no haya peligro de vida o de pérdida de bienes materiales, y que sucedan por fuera de los ejidos urbanos de cada jurisdicción de los cuarteles. Además aclararon el motivo de las diferencias con el nuevo director de Defensa Civil de la provincia.

El pasado sábado 15 de febrero se realizó en Paso de Indios la Asamblea Ordinaria de la Federación Chubutense de Bomberos Voluntarios, en la que además se llevó a cabo la renovación de autoridades.

COMUNICADO 
FEDERACION CHUBUTENSE DE BOMBEROS VOLUNTARIOS
Esta renovación democrática de autoridades, renueva también la lucha inclaudicable por los derechos del Sistema de Bomberos Voluntarios de Chubut ante un gobierno provincial ausente y que no da cumplimiento a lo enmarcado en la ley Prov. XIX 16.
Las decisiones de esta Federación son siempre tomadas por consenso entre las 27 asociaciones que integramos el sistema, un consenso que tanto le cuesta entender y construir a este gobierno. Por ello, ante las expresiones del Ministro de Seguridad Dr. Massoni, le hacemos saber al Gobierno del Chubut, que no existe ninguna exclamación o postura de índole personal; mientras el Gobierno siga incumpliendo, las posturas en las medidas adoptadas van a seguir siendo las mismas. 
La mesa de conducción de la Federación Chubutense de Bomberos solo construye agenda y políticas para el crecimiento de un sistema cada más profesional y exigente. Sobre todo por la memoria de nuestros mártires.
Las medidas de restricción del servicio son para garantizarlo en nuestras localidades. Para mantener la operatividad mínima del servicio en un escenario de emergencia financiera declarada por el sistema bomberil chubutense, esta acción busca preservar el equipamiento y también a nuestros bomberos.  
Las declaraciones de funcionarios provinciales de primer nivel, demuestran un gran error en sus estrategias de comunicación, privilegiando la confrontación a la discusión política. Mezclan las afiliaciones políticas de los referentes de este sistema, muy diversas por cierto, con el reclamo legitimo del mismo, que lucha por aquello que por ley es dado, con el fin mantener el sistema. Sistema que, crisis del Estado mediante, se expresa como uno de los pocos servicios que a la comunidad se le garantiza su prestación.  
Las recientes intervenciones del Director de la Defensa Civil: su intempestiva presentación en el acto de conmemoración de la dolorosa fecha del 21 de enero, su desafortunada presencia en el incendio ocurrido en la ciudad de Puerto Madryn, en el sector de El Doradillo, y su primera vinculación con los cuerpos activos y con el sistema todo; demostró un desconocimiento del marco normativo nacional y provincial. No ha respetado la organicidad del sistema, incurriendo en un mensaje contradictorio entre lo expuesto ante las Asociaciones y los hechos. Esta situación es necesario revertirla sin demora en pos de reconstruir una relación que redunde en seguridad para la sociedad.
El ejecutivo tiene la libertad de elegir a sus funcionarios, siendo estos nacidos y criados, chubutenses por adopción o de cualquier lugar del país. Lo que sí es innegociable es que debe garantizar idoneidad reconocida  y voluntad en construir un canal de diálogo valido y responsable con aquellos referentes del área, en este caso, los que conformamos una fuerza de paz, con una estructura donde la jerarquía y el mando está basada en la formación continua de sus integrantes, su trayectoria y formación, y no en la obediencia debida.
Nuestro sistema de bomberos tiene acciones e hitos importantes que otras provincias observan para replicar, como así también cosas para mejorar.
Este reclamo que viene realizándose desde el año 2016 a cada uno de los gobiernos que estuvieron de turno, implicó movilizaciones, incontables reuniones con cuanto funcionario pasó por el gobierno, y volvemos al mismo punto de inicio, ya que la provincia tiene una nueva deuda con las 27 Asociaciones de Bomberos  que consiste en los subsidios correspondientes a los años 2018, 2019 y el corriente año.
Y lo dejamos bien sentado, para dar por tierra con los dichos de Massoni, de que hay “politización espuria” de los sucesos. Porque, el conjunto de dirigentes que rubrica este documento y el propio Presidente actual, reclamamos de muchas maneras y en innumerables ocasiones tanto a Das Neves, con todo lo que eso significaba en aquellos tiempos, si de fortaleza política se habla, así como también a Martín Buzzi,  y al actual Gobernador.
Pareciera necesario recordar que la Federación es quien representa al Sistema de Bomberos Voluntarios del Chubut ante los Poderes Públicos, por Ley. Y no el Poder Ejecutivo provincial, quien no tiene supremacía ni injerencia sobre estas Asociaciones Civiles sin fines de lucro, autónomas e independientes, que por la ley nacional 25.054 las declara como personas jurídicas, de bien público y sin fines de lucro que tienen un  solo dueño: “los socios, ciudadanos aportantes de cada Asociación de cada ciudad y sus socios activos, integrantes de las comisiones directivas y cuerpos activos”  
Modificaciones planteadas por el Gobierno, por medio de la prensa, sobre el marco normativo en forma inconsulta con el sistema de bomberos, sin una construcción en conjunto, solo garantizará descontento, rechazo, y de nuevo la sensación de menosprecio para con un sistema que está en constante profesionalización. O tal vez  sea sólo un acto de disciplinamiento a este grupo de personas que abrazan una vocación de servicio desinteresada y voluntaria. Atributos que quizá al sector político les parecen incomprensibles.
También esperamos del poder legislativo coherencia y voluntad. Cuando aún no fuimos convocados por la nueva conformación del cuerpo, les hacemos saber que impera trabajar en la nueva Ley Provincial de Bomberos que contemple un sistema de financiamiento que resolvería de fondo la crisis financiera que restringe el servicio, ya que está en riesgo de perder su estado parlamentario. Esta acción hablaría de la verdadera calidad política de aquellos que deben velar y representar los intereses de los ciudadanos. Los minutos corren.
El gobierno nos interpela con mensajes contradictorios, confusos, que pareciera ser que son para ganar un tiempo que ya está perdido, que no se podrá recuperar. O será que quieren llevar al campo de las disputas de las internas políticas a una estructura que está por encima de esas mezquindades. Como sea están demostrando la falta de aquello que pueden aprender de esta Federación: trabajo en equipo y la construcción de una agenda a partir del consenso y el diálogo constructivo y respetuoso en pos de la comunidad.
Este nuevo acto de desconsideración al Sistema hace que nos llame a luchar por lo construido, a pesar de todo. Porque el fin máximo es un mejor servicio para nuestros conciudadanos. Como acto de buena fe, una vez más, invitamos y esperamos desde la Federación la presencia de los responsables políticos en la definición de la agenda de trabajo conjunta para el beneficio de todos y todas las chubutenses. 
Por último, RATIFICAMOS EL ESTADO DE ALERTA Y MOVILIZACION en defensa del Sistema Bomberil provincial, y mientras persista la deuda del Estado, NO HABRÁ CUARTEL DE BOMBEROS QUE SALGA A PRESTAR SERVICIO FUERA DE JURISDICCIÓN, salvo que exista riesgo de vida o esté en juego el patrimonio de los ciudadanos de Chubut. Y en este mismo sentido volvemos a manifestar de manera enérgica que durante las emergencias dentro de las Jurisdicciones, no aceptaremos que nadie venga a interponerse a las decisiones adoptadas desde los Comandos de Incidentes o por los Jefes de cada cuerpo de Bomberos, entrenados, capacitados y formados profesionalmente.
Valor – sacrificio – desinterés.