Fue a través de una exhortación del Juez de Familia de Rawson, Martín Alesi. Pide que el propio presidente o funcionarios del Ministerio de Educación de Nación, bajen a Chubut.

Cabe agregar que el juez de Familia había dado lugar al amparo, que había presentado la Asesoría de Familia de Rawson, y que derivó en una medida cautelar ordenando al Estado nacional que garantice los fondos necesarios para restablecer las clases en Chubut.

“Señor Presidente: es disvalioso matar la ilusión, las oportunidades y el deseo de superación de todos los niños de Chubut a los que hoy no sólo se les cierran las puertas de la escuela pública, sino lo que es peor aún, se clausuran las puertas de su crecimiento personal, de su educación formal y del desarrollo de su pensamiento crítico, que es lo único que nos asegurará poder seguir siendo siempre libres”.

 

“Privar a los niños de estos derechos, constituye un costo humano que ningún país civilizado debería soslayar. Educarlos es un compromiso de todos los adultos. Para Ud., además, un deber constitucional y legal”.