Son datos de la 4° Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, correspondiente a abril de este año, y formulada por el INDEC.

El relevamiento se realizó entre ciudadanos de 18 años en adelante, en localidades de más de 5 mil habitantes.

Se midieron el peso corporal, el consumo de sal, la hipertensión, colesterol, glucemia y consumo de tabaco, entre otros puntos.

Seis de cada 10 adultos presentaron exceso de peso (sobrepeso + obesidad). Se
evidenció un aumento sostenido desde la primera edición de la encuesta en 2005 y
un aumento significativo respecto de la de 2013.

El indicador de sobrepeso no evidenció cambios estadísticamente significativos respecto de la 3° ENFR.

Se registró obesidad en un cuarto de la población, indicador que aumentó 22% respecto de la edición 2013 y 74% respecto a la primera edición de 2005.

Respecto del consumo de sal, se mantiene en valores similares a la encuesta de 2013.

Tampoco hubo cambios en el indicador de consumo de al menos 5 porciones diarias de frutas o verduras al día. Solo el 6% de la población cumplió con la recomendación de consumo diario.

La prevalencia de consumo de tabaco continúa con su tendencia descendente desde 2005, y se evidencia 25% de reducción desde entonces. En esta edición, alcanzó al 22,2% de la población, con una disminución significativa respecto de la 2013.

Por primera vez se relevó la prevalencia de consumo de cigarrillo electrónico: el 1,1%
de la población manifestó consumirlo.

La exposición al humo de tabaco ajeno en el hogar y en el trabajo, durante los últimos 30 días, se redujo significativamente respecto de la edición anterior. La exposición al humo de tabaco en bares / restaurantes se mantuvo estable.