Se trata del dirigente de la UOCRA Rubén Crespo, que es el nombre acercado tiempo atrás por Carlos Linares, y que genera resistencia en el Poder Ejecutivo, ya que en el gobierno prefieren un perfil más técnico para ese cargo.

El directorio de la petrolera chubutense está integrado por cinco directores y dos síndicos. De los cinco directores, tres son designados por el gobierno, y ya están definidos en esos lugares Javier Touriñán -que será presidente- y Federico Ponce, quién continuará en ese puesto.

Las otras dos direcciones corresponden según lo acordado, una a Petroleros Privados -se aguarda por estas horas el nombre que aporte Jorge «Loma» Ávila-, y la otra al municipio de Comodoro Rivadavia, lugar en el que por ahora el nombre propuesto es el de Crespo, pero trascendió que en el gobierno buscarían modificar esa propuesta con el nuevo intendente, Juan Pablo Luque.

Respecto a las dos sindicaturas, el nombre de una será aportado por el Sindicato de Petroleros Jerárquicos, cuestión que aún no está cerrada; y la otra será una dura pelea que se dará en la Legislatura, ya que corresponde a la minoría Parlamentaria, y el cargo es pretendido tanto por el bloque del PJ como por Juntos por el Cambio, siendo el bloque oficialista el árbitro de la cuestión.