Fue un mal año para el aluminio, marcado por la guerra de aranceles entre China y Estados Unidos.

Aluar presentó un duro balance del segundo semestre de 2019. Cerró el ejercicio anual con un resultado negativo por $1.425 millones, según le informó este lunes a la Comisión Nacional de Valores.

De esta forma, en los últimos seis meses de 2019 tuvo un resultado peor que el del segundo semestre de 2018. Este deterioro obedeció según atribuyó Aluar a dos causas: los menores ingresos por ventas por la baja en los precios y la reinstauración de las retenciones.

De cara a 2020, «la Compañía prevé un nivel sostenido de despachos de exportación hacia los destinos habituales, siempre que no se alteren de forma sustancial las condiciones comerciales con los Estados Unidos de América, su mercado principal», agregó el Directorio de Aluar luego de un 2019 que tuvo al aluminio y al acero en el centro de los cuestionamientos comerciales de Estados Unidos a China y también a Brasil y la Argentina.

«En lo que respecta al mercado interno, no se aprecia aún una recuperación de la actividad económica que permita prever una mejora de la demanda por sobre los deprimidos niveles del año concluido».

Fuente: La Política Online