La Jueza de Familia nº 1 de Puerto Madryn, María Fernanda Palma, dio lugar a un recuso colectivo impulsado por un grupo de padres que piden por el retorno a clases.

En al artículo 1 de la resolución, la Jueza Palma dispone «la inmediata intervención del Estado Nacional, atento a las obligaciones y responsabilidades que el Estado ha adquirido ante la Comunidad Internacional, (…). Asimismo, evalúe conforme a lo previsto por la ley 26.206 de Educación Nacional declarar la emergencia educativa de la Provincia del Chubut, y asegurar el funcionamiento del sistema educativo, brindando la asistencia financiera que garantice la continuidad y culminación del ciclo lectivo del año en curso (…).»

El abogado patrocinante es Néstor Coronel, quién explicó por LA17 los fundamentos de la presentación.

 

En el amparo presentado solicitan que se declare servicio esencial a la educación en Chubut.

Esto derivaría en la sanción de una ley específica para que el Estado Provincial destine fondos especiales que garanticen servicios educativos mínimos, al estilo guardias médicas, o en la Justicia.

Actualmente esa ley no existe en la provincia, sostuvo Coronel.