Lo dispuso el SENASA por la presencia de la mosca de los frutos, técnicamente conocida como Mosca del Mediterráneo.

El Gobierno Nacional publicó que mediante la Resolución 15/2019, que el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) declaró un plan de emergencia fitosanitaria tras detectar la presencia de ejemplares adultos de Mosca del Mediterráneo (Ceratitis capitata Wied) en la zona urbana de Puerto Madryn.

En ese sentido, el Senasa dispuso la aplicación de las medidas fitosanitarias correspondientes, previstas en su Resolución Nº 152/2006, al tiempo que promulgó la Resolución Nº 15/2019, que establece como área regulada la superficie comprendida en un radio de 7,2 kilómetros alrededor del sitio donde se produjo la detección de la plaga.

La declaración de la emergencia fitosanitaria no implica la pérdida del reconocimiento internacional de los valles de la región patagónica (Alto Valle del Río Negro y del Neuquén, Valle Medio del Río Negro, Valle Inferior del Río Negro, Valle del Río Colorado, Valle de General Conesa, interior de la Meseta Patagónica y Valle Inferior del Río Chubut) como Área Libre de Mosca de los Frutos.

La norma establece medidas fitosanitarias que se deben cumplir dentro del área regulada, entre las cuales, los ciudadanos de Puerto Madryn deberán realizar la recolección total de los frutos de traspatio hospedantes de Mosca de los Frutos y permitir el ingreso del personal del Senasa para la realización de tareas de control fitosanitario. Es importante destacar que no existen establecimientos frutícolas de producción comercial ni empaques dentro del área regulada.

Colaborar con los controles en las barreras zoofitosanitarias es muy importante para proteger la producción frutícola nacional, evitando el ingreso de frutas que pueden estar dispersando la plaga hacia el área libre. Dichas barreras constituyen un “sistema integral de control” debido a su ubicación estratégica en todos los accesos a la Región Patagónica, reconocida a nivel nacional e internacional como área libre de Mosca de los Frutos.

Es por ello que el resguardo del patrimonio frutihortícola de la Región Patagónica se logra mediante una responsabilidad compartida entre el Estado Nacional, los estados provinciales y municipales, y los introductores, transportistas y recepcionistas de productos vegetales. En este sentido, se recuerda que el ocultamiento de la mercadería implica su decomiso y fuertes multas.