POR BATERÍA BAJA NO PUDIERON TRASLADAR UN BARCO DE ALPESCA

El Promarsa III volvió a navegar, salió a realizar una marea de prueba y volvió a puerto donde se terminan de ajustar algunos detalles para su regreso al puerto de base, que es Puerto Madryn.

Red Chamber Argentina invirtió dos millones y medio de dólares en reparar el Promarsa III, que ya consiguió salir a pescar durante unos días y está listo para sumarse a la próxima zafra de langostino.

De esta manera, no solamente se volverá a contar con un barco propio para la pesca, sino que se recuperan algunos puestos de trabajo de marineros de la ex Alpesca que habían quedado sin trabajo, algunos de ellos cobrando subsidios del estado provincial a pesar del paso de los años.

Mientras tanto, se supo que se produjeron novedades en torno al resto de la flota inactiva, según indicó Adrián Awstin, secretario de Pesca, “en dos años y meses logramos terminar de solucionar gran parte de los problemas que tenía la ex empresa Alpesca y esa era una de las cosas que me preocupaba, ya logramos terminar de destrabar los problemas en los papeles de los siete buques de la empresa Alpesca, hoy los siete buques, algunos con necesidad de reparaciones, otros con necesidad de papeleo, pero los siete buques están en condiciones legales de salir a navegar mañana, los que se terminen de arreglar inmediatamente podrían salir y los que logren el reemplazo en forma inmediata podrían salir a navegar”.

Cabe señalar que algunos de esos buques que menciona el secretario de Pesca ya han sido declarados inutilizables, aunque hay uno en el que ya se han iniciado tareas de reparación, como el Cabo Vírgenes, el cual estaba virtualmente desmantelado.

El Cabo Vírgenes pasó los últimos seis años en el puerto de Mar del Plata, luego que en 2013 el grupo Baldino lo abandonara antes de vender la fallida empresa a Omar “Cura” Segundo. A partir de ese momento, junto al Promarsa I fueron desmantelados y hoy se encuentran sin posibilidad de salir a navegar por el enorme deterioro que sufrieron.

De todas formas Red Chamber Argentina tomó la posesión de estos dos buques y decidió avanzar con las reparaciones, que demandarán varios meses de trabajo, comenzando por el Cabo Vírgenes.