Estaba en Terapia Intensiva del Hospital Isola con pronóstico reservado.

Se había descompensado a media tarde el martes en la playa cercana a la zona de los tamariscos.

El hombre de 46 años, con antecedentes cardíacos, estaba jugando con un niño y una pelota al momento del episodio.

Los guardavidas fueron advertidos sobre un hombre desmayado. Al llegar al lugar notaron que estaba en crisis cardíaca, previo a un infarto.

Con la asistencia del Jefe del Cuerpo David Peresenda, comenzaron los primeros auxilios hasta la llegada de la ambulancia. Durante todo el trayecto fue asistido hasta el ingreso al Hospital.

Allí se le practicaron maniobras de desfibrilación hasta que recuperó el pulso.

Quedó internado en Terapia Intensiva con pronostico reservado aunque finalmente falleció en las primeras horas del miércoles.