Anfitrión turístico

Se llevó a cabo de manera virtual y tuvo una duración de cuatro meses aproximadamente. Por primera vez se hizo especial hincapié en brindar la capacitación de inglés comunicacional a los 70 participantes

Adaptándose a la nueva normalidad implementada durante 2020, la Secretaría de Turismo de la Municipalidad de Puerto Madryn, a través de la Dirección de Atención al Visitante continuó formando a madrynenses para brindar una mejor calidad de atención y servicios a los visitantes. Así, durante algo más de cuatro meses, se llevó a cabo el Curso de Anfitrión Turístico 2020 con el cupo disponible de 70 participantes completo durante toda su realización.

“Para nosotros fue muy importante poder mantener la capacitación a la gente de la ciudad que trabaja o aspira trabajar en el sector turístico”, destacó Marcos Grosso, Secretario de Turismo Municipal.

El objetivo de esta capacitación es transmitir al personal de contacto con el turista un conjunto de conocimientos básicos y herramientas que permitan optimizar la atención a los visitantes. Contribuye a afianzar la cultura de la hospitalidad en pos de la mejora de la calidad de los servicios que se ofrecen en el destino, a través de un conocimiento más amplio de la ciudad y sus atractivos turísticos.

Más profesionalización, mejor atención

La puesta en marcha de esta capacitación abierta a la comunidad es una oportunidad más para que los vecinos de la ciudad puedan contar con herramientas de información turística y seguir apostando a una mejor atención al visitante siendo conscientes de lo importante que es para nuestra ciudad y nuestra economía.

El curso

La capacitación constó de tres niveles. En una primera instancia, se brindaron conocimientos acerca de los servicios y atractivos que tiene la comarca así como de la importancia que tiene el anfitrión en un destino turístico.

En la segunda etapa, los contenidos fueron más específicos. Se brindaron a los participantes herramientas de atención al cliente, manejo de quejas, información sobre la historia, flora y fauna así como aspectos geográficos de la zona.

En la tercera y última etapa, los participantes accedieron a un curso de inglés para la Atención al Visitante. De esta manera, se les facilitaron recursos básicos y avanzados (según nivel) para la comunicación: lenguaje funcional, vocabulario específico y discursos sobre cada servicio y circuito turístico.