Piletones de pre decantación en plena construcción en la Planta Potabilizadora de SERVICOOP en RN 3.

Las grandes lluvias y la catástrofe de abril en Comodoro Rivadavia tuvieron su repercusión en las ciudades del Valle y Puerto Madryn con la potabilización del agua y la turbiedad del Río Chubut.

El renacimiento del Río Chico después de 70 años seco derivó en que descargara sus sedientos depositados en el Río Chubut complicando a las cooperativas.

Los procesos químicos y mecánicos estaban preparados para trabajar con aguas claras sin demasiada turbiedad y ahora el río entregaba barro.

Durante casi un mes las ciudades del Valle y Puerto Madryn debieron potabilizar en mucha menor cantidad que la habitual generando que no alcanzara para cubrir la demanda diaria.

Se debió racionalizar lo poco que se producía habilitando “canillas comunitarias” en puntos específicos de las ciudades donde la gente hacía cola para cargar.

El malhumor resonaba a través de los medios de comunicación ya que muchos creían que la falta de agua era una decisión de las cooperativas para luego aumentar la factura del servicio.

LA 17 estuvo en la Planta de Potabilización de SERVICOOP en Trelew y en la toma de agua sobre el Río Chubut para mostrar cual era la realidad

En Puerto Madryn el Concejo Deliberante declaró la “Emergencia Hídrica” por el término de dos meses y renovable de ser necesario.

Un mes después el Gerente de Agua y Saneamiento de SERVICOOP, Pablo Timinieri, consideraba que la Emergencia Hídrica, por los altos niveles de turbiedad del Río Chubut, debía continuar

No obstante destacó que a partir de esta situación todas las instituciones y organismos se organizaron para hacer frente a la crisis.

 

Entre las obras a realizar para optimizar el sistema de potabilización Timinieri recordó la reformulación del acueducto de toma que va desde el Río Chubut hasta la planta potabilizadora de Ruta 3 y que pasa por debajo de una zona densamente poblada de Trelew.

La nueva cañería de circunvalación tiene un costo aproximado de 120 millones de pesos y alejaría ese acueducto por zonas despobladas evitando los actuales inconvenientes y el peligro de rotura, en pleno casco urbano de Trelew.

Por otra parte Timinieri resaltó que se están reacondicionando dos pozos Norton de almacenamiento de agua y los piletones predecantadores a cielo abierto, que en los próximos días cementarán con concreto para impermeabilizar.

Estos dispositivos servirán como decantadores naturales ante la eventualidad de niveles altos de turbiedad que puedan extenderse en el tiempo.