Javier Madanes Quintanilla

Javier Madanes Quintanilla, dueño de Aluar y Fate, reconoce que está cayendo el mercado interno, advierte que al presidente Mauricio Macri la gestión “se le hace pesada”, y confiesa, “a título personal” que el país deba recurrir al Fondo Monetario Internacional le da “un poquito de vergüenza”.

El titular de Aluar dice sentir “impotencia” ante la mención del Fondo, aunque acepta que “En estas circunstancias, la gestión tiene que acudir a determinadas herramientas para gobernar”. No obstante, afirma que “Me duele escuchar a gente del sector privado que aplaude este nuevo marco donde vamos a poder ser fiscalizados y controlados, con gente del exterior que será más competente en disciplinarlos. No me gusta haber llegado a eso.”

Fuente: www.perfil.com