Estuvo reunido varias horas con su equipo para terminar de definir los últimos detalles. Siguió de cerca las reacciones del arco político y empresario y monitoreó el comportamiento del mercado.

Tras asumir como ministro de Economía, Sergio Massa anunció las primeras medidas de su plan económico para intentar contener la crisis. Buscará calmar el mercado, acumular reservas y estabilizar las principales variables.

El objetivo del ministro es lograr reducir el gasto con un programa creíble y así atraer inversiones extranjeras para reforzar las arcas del Banco Central, que alcanzaron un punto crítico.

Antes de los anuncios, Massa estuvo reunido varias horas con el equipo que lo acompañará durante su gestión en el Palacio de Hacienda, para dar las puntadas finales al proyecto.

“Nuestro país tiene las reservas más importantes de la energía que el mundo demanda”, comenzó Massa, para luego enumerar los avances del campo, del litio y de la industria del conocimiento. “La riqueza la tenemos que construir entre todos”, agregó.

Principales medidas

Orden fiscal: Cumplir con el 2,5 del déficit primario establecida por el Presupuesto sacado por DNU. “Vamos a hacer todas las correcciones necesarias para ordenar”, dijo.

No se usará el saldo del Tesoro para lo que resta del año. El lunes se hará un reintegro por 10.000 millones al Banco Central.

Rige el congelamiento de la planta del Estado para toda la administración pública nacional descentralizada. Cada jurisdicción será responsable de las empresas descentralizadas y deberán presentar una declaración jurada por mes sobre su planta.

Segmentación de tarifas: Más de 4 millones de argentinos no solicitaron mantener los subsidios y ese es un primer corte. Se va a promover el ahorro. En luz se va a subsidiar hasta 400 kilovatios, alcanzando al 80% de los usuarios, pero solo el 50% del consumo total residencial. En el gas, la quita de subsidios seguirá la misma lógica, respetando la estacionalidad de las distintas zonas del país.

Superávit comercial: Se promoverá por DNU regímenes para agroindustria, minería, hidrocarburos y de economía del conocimiento para el crecimiento de exportaciones.

Se abrirá un registro por 60 días para que las empresas rectifiquen su posición frente a la Aduana más de 13.000 operaciones de 372 empresas que compraban productos a menor precio y lo triangulaban en otro destino, pasado ese plazo se dará intervención a la Justicia y ante la Unidad de Lavado de Dinero de Estados Unidos.

Crédito a tasas promocionales para fomentar las exportaciones.

Trazabilidad para el comercio exterior, parta obtener mayor control y transparencia para el uso de divisas para importaciones.

se acordó un esquema de adelanto de exportaciones con las cadenas de valor de la pesca, el agro, la minería y otros sectores para que ingresen en los próximos días US$5000 millones para engrosar las reservas del BCRA.

Negociación con organismos internacionales del desembolso de US$1200 millones para programas vigentes y otros en estudio. Se firmará con la CAF un desembolso adicional de US$750 millones.

Están en evaluación cuatro ofertas de RIPO para el fortalecimiento de deuda y recompra de deuda soberana. Se va a resolver en tres semanas.

“Tuvimos una primera reunión de trabajo productiva con el FMI”, dijo Massa.

El 10 de agosto se anunciará el índice de movilidad jubilatoria con un refuerzo para superar el “daño de la inflación”.

Convocó a empresarios y trabajadores a una reunión el 11 de agosto para buscar un mecanismo que permita la recuperación de ingresos de los empleados del sector privado que ganan entre $50.000 y $150.000. Se reestudiarán las asignaciones familiares.

Se reordenarán los programas sociales, con foco en la vuelta al mercado de trabajo, el fortalecimiento del trabajo asociativo y cooperativo y la protección de grupos de vulnerabilidad. El 15 de agosto el Ministerio de Desarrollo Social iniciará una auditoría junto a las universidades y quien no cumpla será suspendido. Se cruzarán las liquidaciones del programa con la base de la Anses.

Se unificarán todos los programas de crédito del Estado nacional en un solo programa que se llamará “De crédito argentino”. Hasta fin de año aplicará $400.000 millones, sin demandar mayor gasto del Tesoro.

Se va a licitar el segundo tramo del Gasoducto Néstor Kirchner, con financiamiento privado.

Se pondrá en marcha un programa para fomentar en los próximos 12 meses, 70.000 nuevos programadores, para vender trabajo argentino al mundo.

Se lanzó un canje voluntario para los vencimientos en pesos de los próximos 90 días, que finalizará el martes. Ya hay compromisos de adhesión de más del 60%.

Convocó a la mesa de enlace a sentarse a “trabajar juntos”.

Brecha cambiaria: Junto al Banco Central se buscará garantizar instrumentos y políticas que permitan reducir la brecha.

Confirmó que no habrá un shock devaluatorio, porque “lo único que producen es pobreza y una enorme transferencia de recursos”.

Fuente: TN