Claudio Alejandro Rojas quedó detenido en prisión preventiva mientras avanza la investigación por el homicidio de Ezequiel Almonacid (18), cometido el domingo a la madrugada.

El crimen se dio tras una discusión en la fila de un kiosco donde se vendía alcohol durante la madrugada, ubicado sobre Juan Muzzio y O´Higgins.

Según las declaraciones de testigos que constan en la causa, Rojas comenzó a generar disturbios entre la gente que se encontraba haciendo fila para comprar en el kiosco, quienes trataron de disuadirlo de su actitud, hasta que en un momento le efectuó una puñalada a uno de los jóvenes que se encontraban presentes, que «pinchó» el corazón de la víctima, ocasionándole la muerte.

Rojas huyó a bordo de un vehículo y en horas de la tarde se entregó acompañado por el abogado Diego Carmona, quien durante la audiencia solicitó la libertad de su patrocinado.

La audiencia de apertura de investigación y control de detención se realizó el mediodía del martes en Tribunales y la jueza Marcela Pérez hizo lugar al pedido de la fiscal del caso, María Angélica Cárcano, quien formuló la imputación por homicidio simple y solicitó que Rojas continúe detenido en prisión preventiva durante tres meses mientras avanza la causa.