Imagen ilustrativa

El vecino Rubén Molina nos compartió el audio de una llamada a su teléfono y que al sospechar de un intento de estafa, la grabó.

En la comunicación, de un supuesto representante con acento cordobés, le decían que había sido favorecido en un sorteo por internet de una empresa de telefonía, Tecnocel5G, y que el premio era de 200 mil pesos.

Debía ir a un cajero automático y seguir las instrucciones que le proporcionarían.

La «empresa» TECNOCEL5G aparece con una web explicando los beneficios que otorga.

En la web existen varias notas periodísticas que reflejan estos intentos de estafas, algunas «con acento cordobés», y que datan desde 2011 a esta parte.