El juicio oral y público contra Doo Jin Hwang finalizó con la lectura del fallo en el mediodía de este martes. La semana próxima será la audiencia de cesura de pena.

La pena es de prisión efectiva ya que va entre los 10 y los 15 años.

Podrá ser expulsado del país luego de cumplida la mitad de la condena.

El ciudadano coreano, que prestaba servicios de acupuntura sin habilitación legal, fue enjuiciado por un hecho ocurrido en febrero de 2018 en una vivienda del barrio Quintas El Mirador, y contra la mujer que era su pareja.

Jin se presentó vestido con ropa oscura y guantes de cuero negro en el domicilio de su pareja y luego la empujó hacia el interior haciéndola caer en el piso.

Entonces, según la acusación de fiscalía y la querella, comenzó a pegarle, agarrándola de la cabeza en reiteradas veces y golpeándola contra el piso, tras lo cual la arrastró de los pelos hacia la cocina y el baño mientras intentaba ahorcarla con sus manos.

Ante los gritos de auxilio y al estar la puerta abierta, un vecino observó a la mujer bañada en sangre e intentando huir de su domicilio mientras el hombre la sostenía de un tobillo.

Finalmente, este hombre la ayudó, llamó a la Policía y el agresor quedó detenido.

Estando en prisión preventiva, al acusado no le gustaba la comida de la comisaría, entonces bajó 14 kilos, hasta que consiguió que le brindaran una dieta especial.