PREFECTURA

Delincuentes sorprendieron a tres prefectos en la planta de comunicaciones que la fuerza de seguridad tiene en Ezeiza y se llevaron las pistolas reglamentarias y chalecos antibala de esos agentes.

El hecho ocurrió en la noche del viernes en un predio de 300 hectáreas que está ubicado en el kilómetro 24,5 de la autopista Riccheri. El personal de la Prefectura que fue reducido por al menos tres asaltantes se ocupa de funciones técnicas en ese lugar, que forma parte de la red de comunicaciones de esa fuerza federal. No había allí un despliegue especial de seguridad, confirmaron fuentes de la Prefectura.

Los agentes fueron atados por los delincuentes, que se retiraron del lugar con el armamento como botín. La causa es investigada por el juzgado federal N°2 de Lomas de Zamora, a cargo de Juan Auge. La pesquisa apunta a identificar, mediante las grabaciones de cámaras de seguridad, la ruta de llegada y de escape de los atacantes.

Los efectivos fueron sorprendidos por los delincuentes cuando se encontraban desarrollando las habituales tareas de verificación técnica en esa oficina.

Los investigadores intentan establecer si ese grupo de tres asaltantes que fueron visualizados por los prefectos contaba con apoyo en el exterior del predio, algo que los detectives judiciales buscan determinar con la observación de las cámaras de seguridad vial instaladas en la autopista Riccheri.

Fuentes de la fuerza de seguridad estiman que los delincuentes buscaban solo el armamento de los prefectos, quizá con el convencimiento de que en esa unidad podían encontrarse fusiles o ametralladoras. No se encontraban en ese lugar armas de esas características y los atacantes se retiraron con las tres pistolas reglamentarias y una escopeta.

 

 

Fuente La Nación