TV encarcelada

La Jueza Patricia Asaro desestimó el pedido “in limine” por considerar que el pedido no reviste urgencia ni pone en peligro la vida de los detenidos.

Los detenidos de la Seccional Tercera de Puerto Madryn reclamaron, a través de un Habeas Corpus, como un “derecho indispensable” el tener televisión por cable para ver el Mundial, y por eso iniciaron una huelga de hambre negándose a recibir las viandas del mediodía y la noche.

La jueza Asaro consideró que el recurso presentado es entendible si el pedido es otro, como malas condiciones de detención, problemas con las comidas o la atención médica, entre otras cosas.

En el caso de la TV, no lo consideró un motivo que deteriore las condiciones de detención y por eso rechazó el Habeas Corpus.