Imagen de archivo

El hallazgo se produjo, a media mañana del martes, en un rastrillaje realizado por familiares de López y de Gastón León, desaparecido hace varios meses.

Fue en el barrio El Doradillo, a pocos metros del lugar donde se halló el auto de López abandonado.

Según confirmaron los propios familiares de León, en el lugar se encontraron, envueltos en una manta, la ropa que llevaba López cuando fue visto por última vez, el documento de identidad y algunas pertenencias más, además del celular del joven y con dos impactos de bala.

También había guantes de látex y botellas de lavandina.

Los familiares de López se quejaron ante el fiscal Daniel Báez por los rastrillajes deficientes de la policía, algo en lo que coincidió el funcionario.

Al lugar del hallazgo se acercó el Ministro de Gobierno, Federico Massoni, quién dispuso cerrar el acceso al área y rastrillar con la mayor cantidad de personal posible e incluso drones, buscando obtener más pistas que puedan dar con el paradero de López.