El cuerpo sin vida del joven fue hallado por una persona que hacía actividad física en la zona de la costa sobre Playa Kayser, frente al club de rugby local, a media mañana del jueves.

La autopsia la realizó el Cuerpo Médico Forense y determinó que el joven tenía siete puñaladas. “Las heridas que le causaron la muerte fueron dos heridas en el cuello corto-punzantes. Además tenía otra cinco puñaladas en el abdomen”, indicó el fiscal Ismael Cerda.

“La última vez que fue visto con vida fue la noche anterior. Dejó su casa alrededor de las 1 de la madrugada. Allí vivía con su familia, en el barrio Pujol”, indicó Cerda.

Respecto al avance de la causa, el funcionario informó que “se están recabando entrevistas al círculo íntimo de la víctima y se investigan distintas hipótesis, para reconstituir las últimas horas”.

Cerca del lugar del hallazgo del cuerpo se encontró un celular que será peritado.

Además, se utilizaron perros rastreadores.

La víctima fue identificada como Agustín Tesoro, de 18 años.