El procedimiento lo llevó adelante la División Policía Montada de la Unidad Regional de Madryn sobre un predio en la zona Sur de la ciudad.

Había 5 caballos de salto sin atención desde hacía varios días y que fueron secuestrados y alojados en el predio de la Montada.

Otros tres fueron soltados al campo en los últimos días, contaron vecinos del sector. Ahora la Policía Montada deberá encontrarlos y determinar a quién pertenecen.

Las condiciones insalubres de los equinos fueron constatadas por el área de Zoonosis y Veterinaria y Medio Ambiente Municipal.

Por esta situación, podría caberle alguna responsabilidad penal al propietario del espacio, Carlos Bonomi, por infracción a la ley de maltrato animal.