La División de Policía Rural de la Unidad Regional de Policía de Puerto Madryn secuestró los restos de los animales en la intersección de RP4 y RP61.

En la caja de una Ford F100 detectaron partes de 3 guanacos faenados (sin permiso de caza y en época de veda), además de 2 corderos y un cuarto de borrego.

Los ocupantes de la camioneta no tenían documentación legal sobre la carne decomisada, tampoco respetaban la cadena de frío y las condiciones de higiene en el traslado eran deficientes.

Fue secuestrada luego de labrar las infracciones correspondientes, por la Ley de Protección de Fauna y el Código Alimentario Nacional.