López fue visto por última vez el lunes a las 21 cuando salió de su casa, supuestamente a buscar un lavarropas. Horas antes había ingresado al hospital con heridas de arma blanca aunque no formalizó ninguna denuncia.

Los rastrillajes en la zona de Barrio El Doradillo, con canes de policía e incluso con colaboración desde Neuquén, hasta el momento no obtuvo resultados.

Están focalizados en la zona cercana a donde se halló el auto de López, el martes por la mañana, y en donde también familiares del otro desaparecido, Gastón León, encontraron pertenencias del primero en la mañana del miércoles.

Por otra parte el fiscal Daniel Báez, en declaraciones radiales en Trelew y no con los medios de Puerto Madryn, advirtió que hay sospechas sobre el supuesto suicidio de Nicolás Cerrudo, de 21 años. Este joven apareció colgado en la mañana del miércoles en un domicilio que había sido allanado por la desaparición de López.

Las dudas del fiscal son por el resultado de la autopsia sobre Cerrudo, quién presentó lesiones en los testículos, compatibles con torturas.

Por otra parte se harán pericias caligráficas a la carta, atribuida a Cerrudo, y que fue encontrada en el domicilio donde supuestamente se colgó.

Quieren determinar si fue escrita por él o no.

En tanto fuentes cercanas a la investigación advirtieron a LA 17 que las pericias realizadas al VW Bora de López, y encontrado Barrio El Doradillo el martes por la mañana, se complicaron ya que había sido limpiado con nafta o alguna sustancia solvente.

Consideraron que el trabajo es de profesionales que sabían como borrar rastros y huellas.