Ayer, la intendenta Rosana Artero no compareció ante el Concejo Deliberante donde debía responder sobre la grave crisis económica e institucional que vive ese municipio.

Ante esa situación y en una sesión que duró aproximadamente 15 minutos, por unanimidad, los concejales capitalinos resolvieron iniciar el proceso de juicio político a la intendenta Artero.

Esta decisión política unánime del Concejo, determina que en una nueva reunión se suspenda, a la intendenta Artero en sus funcione.

Ante esa situación y de acuerdo a las normativas vigentes, el próximo jueves asumiría interinamente el cargo de intendenta la concejal Araceli Di Filippo, quien ocupó el primer lugar en la lista de concejales que acompañó a Artero en su elección como intendenta.