Una vecina compartió en su Facebook fotos del hallazgo de bolsas negras con restos humanos esparcidos en una playa agreste de Península Valdés.

Es en un lugar sin acceso por caminos y por los registros fotográficos, están en avanzado deterioro. 

Fueron alertadas las autoridades policiales de Pirámides aunque no habrían intercedido al tratarse de restos de larga data.

Están en un área de reserva protegida y se dio intervención al equipo de arqueólogos y antropólogos del CENPAT. Quedaron al descubierto por el movimiento de los médanos.

Por el desgaste dental y la osificación de las suturas craneales, serían en su mayoría personas adultas y de mucha antigüedad.