FOTO: Christian Devia para LU17.com

La gobernadora Rosana Bertone decidió vetar la Ley provincial sancionada el pasado 27 de noviembre, que habilitaba la caza del guanaco por el término de un año.

La norma había sido impulsada por el legislador de la UCR Pablo Blanco a solicitud del presidente del Poder Legislativo y vicegobernador, Juan Carlos Arcando.

La iniciativa de liberar la caza del guanaco despertó profundo rechazo en múltiples sectores de la sociedad fueguina, entre ellos científicos y organizaciones ambientalistas, que calificaron negativamente a la medida.

El veto aplicado por la mandataria se basó en la recomendación de la Secretaría de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Cambio Climático, ya que la Dirección de Fauna y Diversidad sugirió el rechazo total a la normativa.

La población de guanacos de toda la provincia no supera los 50 mil ejemplares, y que “corresponde aplicar el principio de precaución” para evitar las consecuencias que la caza indiscriminada pueda tener sobre la especie, que se encuentra protegida.