Un grupo de expertas comparó catálogos de ballenas francas identificadas con fotografías en el sur de Brasil y la Península de Valdés (Argentina), encontrando 124 coincidencias en ambos sitios, que incluyen el reavistaje de Troff, un emblemático cetáceo conocido desde 1970.

El trabajo, presentado ante la Comisión Ballenera Internacional, fue realizado por investigadoras del Instituto de Conservación de Ballenas (de Argentina), Ocean Alliance (EE.UU.) y el Instituto Australis (Brasil). Así, Florencia Vilches, Victoria Rowntree y Karina Groch, respectivamente, buscaron en los registros del sur argentino los 896 mamíferos marinos identificados en Brasil, hallando más de un centenar de ellos, presentes en ambos países.

«Esto evidencia que todas las ballenas francas de la costa este de Sudamérica integran una gran población», indicaron desde el centro argentino. También subrayaron: «Muchos individuos utilizan ambas áreas de cría en distintos años, resaltando la importancia de coordinar estrategias internacionales para proteger a las ballenas en todo su hábitat».

Los registros

El catálogo de fotos sobre la Península de Valdés, un lugar turístico muy conocido por el avistaje de ballenas, tiene 3.813 individuos identificados entre 1971 y 2017. En el sur brasileño, entre 1987 y 2019, se fotografiaron 1.021. «El 14 % de las ballenas conocidas de Brasil también visitan las aguas de Argentina», añade el reporte.

Según destacan los especialistas, —más allá de este hallazgo— las ballenas francas del Atlántico sudamericano también transitan por Uruguay.

 

Fuente Actualidad RT