Jaime Tello, papá del niño mexicano accidentado camino a Punta Tombo en marzo de 2016, contó por LA17 como es la lenta aunque segura rehabilitación.

En los próximos días se cumplen tres años del hecho y Miguelito todavía no camina, no habla y mueve con dificultad sus extremidades.

Está con rehabilitación especializada en su casa de Acapulco, y en las últimas semanas comenzó un cambio de alimentación, acompañado por sus padres, para mejorar el sistema neurológico.

Miguelito puede comunicarse con gestos mínimos y pronuncia algunas palabras.

La «fuerza de Dios» es la que los impulsa a seguir y «por quien vivir», dijo su papá Jaime a LA17.

A partir del episodio, Miguelito comenzó con ataques de epilepsia.

 

Recordemos que Miguelito sufrió un accidente el 23 de marzo de 2016 en el camino de acceso a Punta Tombo.

Viajaban en un remís no habilitado y contratado en una agencia que fue clausuradapor Turismo. Faltaba el cinturón de seguridad para Miguelito.

La responsable de la agencia falleció en un accidente cerca de General Conesa, pocos meses después del hecho que hirió de gravedad a Miguelito.

Había llegado junto a su familia en la ante última recalada del crucero Norwegian Sun.

Estuvo internado varios meses en Trelew, luego fue trasladado a Buenos Aires y nueve meses después del accidente, regresó a su país.