Comenzaron a llegar multas supuestamente aplicadas en el verano y los vecinos quieren saber si es legal.

En diálogo con Miguel Velázquez, de FM Libre y el portal de noticias Pido la Palabra, el intendente interino Guillermo Nápoli, admitió que conoce de las quejas pero que es inevitable que a los que les llegó la multa hagan el descargo.

Desde hace varias semanas empezaron a llegan una catarata de multas de controles que se hicieron en febrero de este año, en plena temporada, en la ruta nacional 3 a la altura de Sierra Grande.

“Nosotros creemos que el radar es fundamental para la seguridad de nuestro pueblo, tenemos una ruta que nos atraviesa y que es de vital importancia, se tuvo de manera preventiva  e independientemente que esté o no,  si conocen la ley no pueden ir en zona urbana a mas de 60 km/h”.

Di Nápoli fue mas allá y señaló que la gente que recibió la multa debe realizar el descargo pertinente, en la Justicia de Faltas del municipio.

“En lo particular yo lo haría (el descargo) si es que estoy disconforme con el municipio, después hay que ver a que velocidad pasaron y ver como se defiende ese descargo”, acotó.

“Cada uno tiene la facultad de hacer el reclamo”, expresó.

“Los chubutenses  lo que tienen que hacer primero es circular en zona urbana a menos de 60 km y luego si les llega una multa que hagan un descargo”,  pero insistió “hay que ver a la velocidad que pasó”.

En septiembre un representante de la empresa Controles de Radar S.A., se reunió con el Concejo Municipal para informar sobre el proceso de ejecución de éste sistema, confirmando efectivamente que desde los primeros meses del corriente año se realizó un indeterminado número de multas, las cuales habrían llegado a mano de los infractores por un error administrativo, pero no explicaron si esas multas son válidas o no.

Fuente: Pido la palabra. FM Libre