El Sindicato de Obreros Marítimos Unidos, SOMU, presentó un documento ante el Consejo Federal Pesquero, donde piden que se derogue el decreto que permite extender la vida útil de los barcos hasta el 2040.

El Secretario Nacional de Pesca del sindicato, Ángel Navarro, explicó por La 17 que la extensión de la antigüedad de los barcos es para otorgar más permisos.

Esto llevará a la presión sobre el recurso langostino y con probables consecuencias negativas en algunos años más.

Navarro recordó que por la sobre explotación, en 2005 no salieron a pescar por toda la temporada.

Advirtió que este año la apertura de temporada se aplazó un mes y medio precisamente por la baja talla del langostino.

Por otra parte el promedio de años de botadura de la actual flota langostinera es de alrededor de 40 años. De extenderse la vida útil por decreto, los marineros estarán pescando en barcos de 60 años o más.