A los 51 años, inesperadamente falleció en Buenos Aires el reconocido empresario Gustavo Silva, quien tenía bajo su responsabilidad la conducción de las empresas familiares, zapaterías La Madrileña, y las del rubro deportivo Quonam y Eloy.

Gumersindo Silva Fariña y Elva Elena Rodríguez, padres de Gustavo fundaron en la década del 50 en Rawson La Madrileña que con los años y el trabajo del grupo familiar fue creciendo hasta convertirse en una de las mayores cadenas comerciales su tipo en Patagonia e incluso Buenos Aires.

Los Silva también fueron pioneros regionales en el desarrollo de plantaciones de cerezas en el Valle del Chubut.

El fallecimiento de Gustavo Silva, ha impactado en los diversos ámbitos en los cuales se desempeñó y en los que cultivo innumerables relaciones en distintos ámbitos, las que hoy lamentan su desaparición.