Se trata de una denuncia pública, realizada en principio en las redes sociales del Frente de Liberación Estudiantil de la Sede Trelew de la UNPSJB.

Según los miembros del Frente Estudiantil, y en base a testimonios de varias alumnas de dicha sede (algunos de los cuales reproducen de manera anónima), el dicho no docente sería un acosador. «Este señor aprovecha su puesto de trabajo para observarnos y luego envía mensajes a nuestros facebook personales. Nos ha hecho saber que nos vio caminar por las cercanías de la universidad; docentes han visto situaciones de acoso en las cuales este señor presionaba a una compañera para ir a tomar un café porque le parecía linda; escuchamos a menudo comentarios sobre nuestros cuerpos por lo bajo al pasar por su lado», sostuvieron alumnas.

«Nos llegamos a enterar hasta que persiguió hasta el baño a otras compañeras; sabemos que se pasa de vivo cuando una compañera apoya su mano en la barra de la oficina de Bedelía y él aprovecha a poner la suya encima”, agregaron.

Esto no quedó en un mero escrache. Los alumnos presentaron dicha denuncia al Consejo Asesor Zonal, máximo organismo de Gobierno de la Sede Trelew.

Dicho organismo de gobierno está conformado por los claustros Docente, No Docente y de Alumnos, y ante la queja presentada se decidió, por unanimidad, dar curso a la acusación e iniciar un sumario para analizar que sanciones le caben al denunciado, de comprobarse lo que se le imputa.

Cabe señalar que dicho no docente es un importante militante de la agrupación que se hizo con el gobierno de la sede, y que a pesar de eso sus propios compañeros votaron a favor del reclamo.

Según los miembros del Frente Estudiantil, el acusado había sido trasladado en su momento desde la sede Comodoro Rivadavia (de donde es oriundo), ante quejas de similares características, como una forma corporativa de resguardarlo.

Las máximas autoridades, tanto de la sede como de la Universidad, aún no se han expedido sobre el tema.