Con el objetivo de reactivar la economía de los trabajadores que se desempeñan en la diferentes ferias de la ciudad, la Municipalidad de Trelew previa autorización de la Provincia, habilitará las ferias a funcionar los días sábados y domingos de 10 a 16 con estrictos controles sanitarios. Luego de la puesta en marcha de la actividad se analizará sumar más días de feria.

El coordinador de Inspecciones Generales, Héctor López remarcó que en virtud de «la solicitud de comerciantes, cuentapropistas y feriantes que necesitan ingresos para solventar los gastos básicos de su economía, el municipio en conjunto con provincia llegó a un acuerdo para generar las condiciones necesarias para la reapertura de las ferias durante el fin de semana», y resaltó que «así como se brindaron alternativas para el funcionamiento de diferentes rubros comerciales, se implementarán los mismos requisitos para los paseos de compras».

El coordinador municipal indicó que «iniciarán la actividad con todas las medidas de prevención, con la higienización que deben tener tanto los feriantes respecto a los stands, mostradores y todo lo que esté exhibido al público, como así también los recaudos que debe tener la persona que se acerque a comprar».

«El pedido de reapertura se debe a que las personas que se sostienen con el movimiento de la feria ya no cuentan con la capacidad económica, y esta es una actividad regulada se puede llevar adelante con el compromiso de cada uno de los feriantes y del púbico que concurre», destacó López, a lo que agregó que «la Municipalidad atiende la requisitoria de cada sector de la comunidad para dar respuestas concretas y responsables ante esta pandemia que afecta a todos».

Funcionamiento

López remarcó que «habrá condiciones para el funcionamiento de las ferias, siguiendo estrictamente el protocolo sanitario de seguridad e higiene que se efectuó en cada rubro que se habilitó en la ciudad».

«En el predio de las ferias se realizará un cerramiento del lugar para delimitar las instalaciones y poder ordenar a los feriantes, se establecerá una entrada y una salida controlada por personal policial y municipal para respetar el distanciamiento social y la circulación en el predio», explicó el funcionario y aclaró que «en esta primera etapa de reapertura trabajará un 25% de los feriantes que habitualmente realizan la actividad».

«Los feriantes se intercalarán para poder desarrollar su actividad por días, para dar lugar a que todos los feriantes puedan trabajar «, concluyó el funcionario.