Pintadas en el Museo Pueblo de Luis

La gran mayoría de los espacios públicos, comercios y viviendas “lucen” pintadas políticas, sociales y amorosas. Una nueva cara para la ciudad de Trelew. Las autoridades no saben qué hacer y los vecinos, resignados.

El pintoresco Palacio Municipal, organismos municipales y provinciales, mobiliario público, dependencias nacionales, escuelas, bancos, comercios y casas particulares muestran en sus paredes y puertas pintadas hechas con aerosol, con fibras indelebles o con pincel.

Escuela 712

Reclamos sociales, campañas políticas, deseos amorosos y vaya a saber qué significan algunos símbolos que se plasman en los espacios trelewenses.

 

Los históricos callejones, totalmente descuidados, son un espacio idea para las pintadas…

Callejón

No importa si son viviendas privadas o edificios públicos, y menos aún que sean sitios patrimoniales como el Museo Pueblo de Luis que abre sus puertas a locales y turistas del mundo en la vieja estación ferroviaria que dio origen al Pueblo de Luis.

UPSJB

En tiempos en donde se reclama mayor limpieza y cuidado de los espacios públicos, las pintadas ya son parte del paisaje de una ciudad que parece haber dejado cada día más lejos cierto esplendor que la posicionó como “el faro de la Patagonia”.

Tribunales de Trelew

Otro capítulo merecerán los graffitis y las pegatinas políticas, que junto a las pintadas, parecen haber llegado para quedarse…