UNA VECINA PUSO MANOS A LA OBRA

Después de las fuertes lluvias que azotaron la zona en los últimos días, algunas obras de la ciudad dejan bastante que desear. Un claro ejemplo es la boca de tormenta de Juan de Garay y Beltrán, tapada de hojas y basura.

Una vecina del barrio Los Olmos se cansó de que se le inundara parte de la vereda y la casa y decidió limpiar ella misma la boca de tormenta.

¿Corresponde a los vecinos esta tarea?